La Parrilla del 21

Escribe... JM Alvarez | Posteado el 20 septiembre 2010 a las 13:45

La espera ya acabó, se tomaron los acuerdos y se aprobaron los proyectos: Ahora disfrutamos (virtualmente) de la música Made in Chile en cada dial sintonizado. El paréntesis da cuenta que aún no vemos el real impacto de esta ley, ya que la algarabía bicentenaria en actual retirada trajo consigo su propia oleada de sonidos de la casa, propia de los bailongos y tugurios de la fecha. Los días siguientes son la prueba de fuego para saber si este mandato estatal realmente se cumple por las radios o simplemente fue un producto más de la magia del Bicentenario...

Queda claro que es bastante complicado para las radios tener entre su parrilla musical una presencia estable de música chilena, que sea del gusto de sus auditores y por cierto, que no se recaiga siempre en los artistas clásicos que todos sabemos. Esto conlleva interesantes desafíos a los radiodifusores, que los veremos prácticamente "saliendo de caza" para nutrir y refrescar sus catálogos musicales. Todos sabemos la infinidad de estilos que se han desarrollado en la escena nacional, de admirable calidad y ya hace mucho dispuestos al recambio de sonidos con los que se ha empezado a experimentar o revitalizar. Nada de eso es un argumento para dejar de lado la iniciativa.

¿Esta ley traerá cambios palpables para la escena nacional? ¿Será suficiente pasar de un 10 a un 20 por ciento? ¿Será respetada a largo plazo? Tantas interrogantes se desprenden y que solo serán respondidas luego del 21 de septiembre, cuando los sonidos bicentenarios se esfumen en la resaca nacional. Tan solo es ver cómo responde, poner oído y rezar para que pase del 21...