Con Ustedes, Peter Gabriel!

Escribe... JM Alvarez | Posteado el 27 marzo 2009 a las 21:18

El inmortal ex-vocalista de la banda Genesis se presentó nuevamente en Chile pasados ya 16 años (mi edad!) de su última visita, presentando un show completisimo en donde no falto nada y se dio harto. La visita tuvo lugar en el Arena Santiago (o Movistar, como se llame da lo mismo), como gran atracción una de las estafas mas hermosas del ultimo tiempo, el Pepsi Fest.

La banda telonera nacional Dominó logro un buen trabajo en calentar al publico asistente, aunque no los acompañó mucho el sonido. Mostraron lo mejor de su rock progresivo y en su repertorio incluyeron canciones de su ultima placa "El Final del Tiempo".

[[Esperando a que empezara el concierto, escuché una conversación entre dos personas cerca mio (y no por sapo, es que hablaban muy fuerte...) que decía:

Loco 1: Oye, Y que onda es el Peter Gabriel.-Como si hablara de Juan Gabriel ...
Loco 2: Es re-bueno, tiene canciones super conocidas. cachai esta?... (tararea "Sledgehammer").
Loco 1: Ahh... Entonces es como pop.
Loco 2: Si po.

Ellos, definitivamente no tenían la menor idea de quien es en realidad Peter Gabriel, no es el hombre de "Sledgehammer": Es el genio detrás de la época de oro de Genesis, el artista que no tiene miedo a reinventarse, el hombre que le mostró la world music al mainstream, el activista que defiende con fervor los derechos h umanos en Africa y el mundo.
Cierro paréntesis. ]]

Minutos luego de las nueve aparece Peter y su pandilla (que trae al bajista de King Crimson, Tony Levin y a la hija de Gabriel, Melanie, entre sus filas). Empiezan con la étnica y hermosa "The Rhythm of the Heat", siguiéndole la medianamente coreada "On the Air". Gabriel se luce en el escenario y crea un ambiente distinto de acuerdo a cada canción.

Luego llega la misteriosa "Intruder", gran canción en que lidera la batería. El clima cambia rápidamente con la clásica "Steam" del disco "Us" de 1992, el público ya se levanta de sus sillas y comienza disfrutar de verdad. Le siguen clasicos como "Blood of Eden", a dúo con su hija, la protestante "Games Without Frontiers" y "Mother of Violence", cantada sólo por Melanie.

Minutos mas tarde, llega una de las canciones mas duras del cantante, sin duda me refiero a "Darkness", que con sus frías y fuertes guitarras, se evocan las más densas emociones. Otras canción destacable es la íntima "San Jacinto", interpretada por Gabriel al frente de una solitaria luz, con la que alumbraba al publico (en la foto).

Cada vez que hablaba, sacaba su "torpedo" en español para contextualizar algunos temas, pero si bien no se le entendiera demasiado, no le importo mucho al publico, que deliraron con "Secret World", "Soulsbury Hill" y "Sledgehammer" de un solo viaje; solo se calmaron los ánimos con "Signal to Noise", después de esta llega la pausa.

Luego de esta la sorpresa más grande de la noche: Entra en escena Inti-Illimani. En su peculiar español, realizó un pequeño discurso sobre los derechos humanos en Chile, alabando a la figura de los jóvenes de esa época y al mismo Víctor Jara.

En este momento interpretan en conjunto "Wallflower", con los respectivos arreglos andinos de Inti-Illimani y sin que bajasen del escenario, Gabriel comienza con "In Your Eyes", donde la gente gozó y aplaudió al cantante como nunca. El ánimo siguió con "Red Rain", que fue excelentemente ejecutada por la banda.

Ya habían pasado más de 2 horas de concierto y ya estaba el clima que te decía que "esto ya va a terminar", pero Gabriel no terminó sin tocar esos temas que llegan de verdad al corazón tales como "Father, Son" y "Biko", que mejor manera de terminar el concierto.

Fue un encuentro sublime y una mirada amplia a todas las facetas musicales del artista; a pesar se demoró 16 años en llegar nuevamente, no hay que negar que Peter Gabriel sólo tiene futuro y seguirá sensibilizandonos con su sonido.



Nota: Mas información sobre el desastre del Pepsi Fest, acá.

Iron Maiden: El Retorno de la Bestia

Escribe... JM Alvarez | Posteado el 25 marzo 2009 a las 20:11

La banda de Heavy Metal liderada por el bajista Steve Harris, regresó por quinta vez a nuestro país a causa de la reciente gira “Somewhere Back in Time”, con la que ya se habían presentado en marzo del año pasado, repasando sus mejores clásicos.

A pesar de regresar con esta misma gira, fue un encuentro bastante distinto en relación al del año pasado, ya que para esta ocasión se cambió el recinto, a uno de enormes proporciones como es el Club Hípico, congregando así a una cifra de asistentes pocas veces vista en nuestro país: cerca de 56.000. Otra de las grandes sorpresas del evento son los juegos pirotécnicos y las bestias robotizadas que aparecen en el escenario, que crean una verdadera euforia entre el público.

El show comenzó en grande, alrededor de la 9:15, primero con una compilación de imágenes del Tour, proyectando lo que se venía en los próximos minutos. Lo siguiente fue escuchar la voz de Winston Churchill recitando un ferviente discurso, el perfecto prologo para el tema “Aces High”, en el momento, todo el público saltó y coreó la voz de Bruce Dickinson, que estaba en un excelente estado. Las siguientes canciones no hicieron flaquear el animo de los fanáticos, al contrario, temas como “Wrathchild”, “2 Minutes to Midnight” y una inesperada sorpresa, casi nunca tocada en vivo, como es “Children of the Damned”.

A pesar de existir percances causa de la gran concentración de gente en el sector central del recinto, obligando a llevar a algunos afectados a las ambulancias que estaban en el lugar, el problema fue rápidamente solucionado por el vocalista al detener por un momento el concierto y pidiendo dar un par de pasos mas atrás a los asistentes, petición que fue bien atendida.

Las grandes producciones se mostraron en temas como en la épica “Rime of the Ancient Mariner”, “Iron Maiden” y “The Evil That Men Do”. En estas dos ultimas apareció “Eddie”, la mítica mascota del grupo, como un robot futurista y una momia gigante respectivamente.

En el tema de sonido, no hay nada que decir, un sonido impecable en el que podían identificar las guitarras cohesionadas de Adrian, Dave y Janick; el potente y crudo bajo de Steve Harris y la increíble batería de Nicko McBrain, manteniéndose así las 2 horas que duró el concierto.

Ya llegando en la recta final del concierto, Bruce Dickinson da unos grandes anuncios que respectan a la banda: Primero, publicitar lo que es la película proxima a estrenarse “Flight 666” que es una retrospectiva del Tour y en la que confirmo la participación de Chile; segundo, anunciar sobre lo que será la nueva placa de la banda que saldrá el año 2010 y la inminente promoción de este, en la que prometió volver a Chile el 2011.

Fue un show sin precedentes en Chile, gran sonido, gran espectáculo, grandes sorpresas. Todo esto en una noche que será recordada por miles de fanáticos y que, seguramente, se volverá a repetir en una nueva ocasión para reencontrarse con la bestia.

El Dilema de las Bandas Tributo

Escribe... JM Alvarez | Posteado el 18 marzo 2009 a las 17:18

Siempre ha habido mucha discrepancia sobre el tema de estas bandas que tocan permanentemente en pubs y diversos clubes, que emulan a famosas bandas... por un lado existen comentarios de que es penoso crear una carrera musical tocando los temas ajenos. El señor Mike Patton ya declaró una vez en su época post-Faith No More:

"¿Un Tributo?- dijo - ¿A quién le importa?, ¿Es que quieren escuchar a un montón de bandas arruinando grandes temas? Mi consejo es que dejen dormir al perro tranquilo"

Independiente de lo que diga Patton sobre el tema, hay quienes apoyan con fervor a las bandas tributo, que los siguen y aprecian el esfuerzo que ponen para asemejarse lo mas posible al estilo de la banda. Ejemplos claros están en famosas bandas tributo nacionales como Genghis Khan (Iron Maiden), Ballbreaker (AC/DC) e incluso Please No More (Faith No More), y también en el campo internacional, como es el caso de los argentinos Dios Salve A La Reina (Queen).

Cabe recordar que ellos estudian por completo a sus ídolos para lograr un buen trabajo (que fin del al cabo, es un trabajo), buscan maneras de parecerse no solo en lo musical, sino que también por el lado "físico presencial" de la banda: preocuparse de que tu sientas como si la banda original tocara en frente tuyo (que en mi opinión, los ya mencionados Dios Salve A La Reina, cumplen con creces ese objetivo). Las bandas tributo, aparte de buscar entretener al publico, tienen una importante tarea: Mantener la esencia, la llama, la pasión que produce escuchar una banda en especial.

También se debe mencionar que no siempre las bandas tributo terminan como tal, sino que en grandes bandas reconocidas internacionalmente, tal es el caso de Aerosmith, que empezaron como una banda que tributaba canciones de los Beatles y de los Rolling Stones, y terminaron convirtiéndose en una de las grandes bandas de Rock n' Roll de todos los tiempos. Aunque aquí también entra la motivación de hacer algo nuevo y distinto.

No hay que olvidarse de que las orquestas que tocan piezas de Bach y Mozart son también un "tributo a". Según esto, en un futuro (no se bien si cercano o lejano) las bandas tributo también llegaran a ese nivel, reviviendo la huella que dejo alguna vez el Rock and Roll...